domingo, 9 de agosto de 2020

Cápsulas de betacaroteno, ¿te ponen morena? ¿Funcionan?

Soy muy blanquita, me cuesta broncearme y lo hago poco. Mi piel es muy sensible al sol, de pequeña hasta me salían sarpullidos. Escuché hablar de las cápsulas de betacaroteno, de esas que te ayudan a broncearte y protegen la piel. 



¿Qué es el betacaroteno? Es un pigmento vegetal, del grupo de colores rojos, amarillos y anaranjados, los carotenoides. Está en algunas frutas, cereales, verduras y aceites (la famosa zanahoria para ponerte morena) Tiene un efecto antioxidante, ayuda al organismo a producir vitamina A, que mantiene nuestra piel saludable. 

Las cápsulas de betacaroteno ayudan a la piel a coger ese calorcito naranja o marrón típico del bronceado de sol. Pero... ¿esto es verdad? Te cuento mis conclusiones.



Me compré estas cápsulas en Amazon, son para 6 meses, a un precio maravilloso, con ingredientes naturales y no perjudiciales. ¡Una marca muy recomendable! Os dejo link:




Como podéis ver en la imagen, la vitamina A no solo ayuda a la piel, sino también a nuestra vista, ojos y sistema inmunológico:




Estuve tomando un tiempo las cápsulas de betacaroteno, ya que los productos naturales vía oral tardan en hacer efecto, unos 3 meses aproximadamente. 

Al coincidir su efecto con el verano es difícil saber si el resultado se debe a tomar el sol o te está ayudando la cápsula diaria. A mí me daba igual si no hacía efecto, porque sus propiedades sobre la vista y el sistema inmunológico me parecen geniales igualmente 😍 y más ahora con el Covid por ahí. 

Sí que he llegado a una conclusión: mi piel no está tan blanca para no haber tomado el sol apenas. 👌🏻 Algo de color me ha dado. Además me ha protegido del sol:

Una cosa que me fijé que me hizo mucha ilusión es que las cápsulas me han protegido MUCHO la piel del sol. Fuimos mi familia y yo de excursión al monte bajo el solazo, todos se quemaron la piel porque fuimos sin protección solar 🤦🏻‍♀️ Y yo, siendo la más blanquita de todas y con la piel más sensible, NO ME QUEMÉ! Atribuí esto a las cápsulas de betacaroteno, porque ya os digo que sé normal hubiera sido la primera en tener una quemadura solar...

¡Funciona! ¡Protegen tu piel! Eso quiere decir que las cápsulas de betacaroteno nos ayudan también contra el envejecimiento, ya que nos dan una protección extra contra los rayos solares. Y mi piel está satinada y bonita, no sé! ❤️ Aún así, siempre hay que ponerse protección solar. 

Si ya eres morenita o te bronceas bien, las cápsulas de betacaroteno le darán un extra de color dorado a tu piel y además la cuidarán. 




Las voy a seguir tomando hasta que se acabe el bote, me ha encantado la marca y pienso que cuidar la salud de la piel, la vista y el sistema inmunológico nunca está de más ❤️

¿Habéis probado alguna vez cápsulas de betacaroteno? ¡Compartid con los demás vuestros resultados en los comentarios!

Os dejo abajo mis redes sociales, Instagram y YouTube. Os recuerdo que he vuelto a trabajar de Psicóloga, trabajo las creencias limitantes de las personas en su subconsciente y consciente, y os recuerdo también que podéis hacerme pedidos de ilustraciones y dibujos por encargo en el menú de esta web, haciendo click en la tienda online. 

¡Nos leemos pronto!


Irene Vila 



Instagram @irenevilaurra
Instagram de dibujos @irenevilaurragaleria 
YouTube 🎥 Ciencia de ti 

Cápsulas de betacaroteno DE AAVALABS 
4,5 de 5 estreReseñas

Mascarilla de colágeno y ácido hialurónico de Nivea





Hyaluron cellular filler contour Nivea, así se llama este booster lleno llenito de colágeno y ácido hialurónico. 

Estoy en un chat de amigas en las que ellas cada dos por tres se están poniendo mascarillas en la cara, y claro, al final caigo 😂

Elegí esta porque me la trae Amazon a casa con toda la comodidad del mundo de ser prime, también porque es biodegradable 🌱, y porque va a atacar la flacidez. Dicen que las pieles grasas no tendremos muchas arrugas pero tendremos más flacidez, pues a eso vamos, a que no se nos caiga la cara 😂

Jajaja ✌🏻


Esta mascarilla lleva un chute a lo bestia de serum, y sirve para rellenar las arrugas y redefinir el contorno facial. 

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en nuestro organismo. Forma parte del colágeno que se encuentra en nuestra piel, mantiene la piel hidratada y con una textura jugosa 

Mis amigas me han hecho un sticker con esta foto que dice: poniéndome bella para mi crush 😂


El colágeno es la proteína que más abunda en nuestros cuerpos. Es el componente principal de los tejidos del cuerpo: tendones, los ligamentos, la piel y los músculos. ¡Es súper importante para mantenerse joven y firme! 

La mascarilla me ha parecido una opción de tratamiento económica y cómoda, desde casa 😍 Estaría bien ponérsela de vez en cuando para darle ese chute de firmeza y juventud a la cara.

Os dejo link:





Hay que aplicar la mascarilla de Nivea de colágeno y ácido hialurónico durante 10 minutos, aunque sí tienes más tiempo puedes dejarla más tiempo, eso hice yo. 

No me irritó el contorno de ojos y tiene muchísimo contenido de serum, el sobrante me lo puse por el cuello, escote, codos... 😂 ¡donde haga falta!

Os dejo el antes y el después, aunque no sé yo si en una aplicación se verá algún cambio en cámara jajaja, yo solo sé que me dejó la piel súper hidratada y confortable y que SÍ, VOY A REPETIR!!!! 





Me ha gustado mucho que Nivea cree una mascarilla específica para combatir la flacidez, ya que la mayoría son solo para granitos, puntos negros o para simplemente hidratar. 

Espero que tengáis un excelente domingo, yo estoy viniéndome al pueblo los fines de semana porque aquí se está genial 😍




Llenad vuestra mente de pensamientos positivos que eso cura mucho ❤️

Os dejo mis redes sociales abajo, (mis Insta y mi canal de YouTube) y os recuerdo que estoy trabajando como Psicóloga con terapias de curación del subconsciente y que sigo haciendo encargos de ilustraciones, lo tenéis en la tienda online del menú superior de esta web. 

¡Nos leemos pronto!


Irene Vila 

Instagram @irenevilaurra
Instagram de dibujos @irenevilaurragaleria
YouTube 🎥 Ciencia de ti 



jueves, 6 de agosto de 2020

Ventajas de la depilación láser diodo: mi experiencia



¡Muy buenos días chicas y chicos y bienvenidos a Ciencia de ti!

En este post vengo a hablaros de las ventajas de la depilación láser diodo, ya que para mí ha sido una MARAVILLA y quiero que conozcáis el tema un poquito más. Os contaré también mi experiencia personal. 

VENTAJAS:

 El láser diodo es un láser definitivo, va destruyendo los folículos pilosos sesión tras sesión hasta que no queda ninguno y no te tienes que depilar más  (tal vez una sesión al año para mantener) 

 Deja la piel suave y sedosa, totalmente lisa 🤩 (no como la silkepil o la cera que te dejan imperfecciones) 

 Lo que hace el láser diodo es utilizar altas temperaturas en las zonas de alta melanina (pelo) e ignorar las zonas de melanina normal (piel). Se utiliza un gel conductor por toda la zona a depilar para que el láser llegue al folículo, y el cabezal del láser está frío para evitar dolores en la piel.



La piel, antes del láser, debe ser limpiada y rasurada con cuchilla el día de antes. También debe ser pre hidratada el día de antes, ya que si vas con la piel reseca se resiente más.

Los lunares o pecas muy visibles deben ser protegidos del láser ya que tienen mucha melanina y no queremos quemar la piel, se suele utilizar un protector. 🖍 

 Las temperaturas del láser en las primeras sesiones son más bajas que en las siguientes sesiones para poder ir acostumbrándose a la sensación y que se haga más llevadero.

¿Dolor? Oh, yo tengo la piel sensible y sí me dolió cada sesión, no os voy a mentir. Realmente el láser quema el folículo. Pero es que con la cera me duele muchísimo también y no es definitivo 😂  👉🏻 prefiero sufrir unas pocas sesiones de láser diodo que sufrir eternamente con la cera. 

 Para que se vaya el vello definitivamente necesitaremos solo unas 6-8 sesiones de depilación láser diodo en la mujer y unas 8-10 en hombres de media. 

 Las sesiones se hacen cada mes y medio aproximadamente, y mientras tanto puedes ir rasurándote con cuchilla. La cera no la puedes usar porque te quita el folículo, la cuchilla lo conserva ahí y así el láser lo puede “atacar”. Después de la sesión, los profesionales te hidratarán la piel.



 Precios competentes. Por ahí he visto de todo, 100€ la sesión, 50€ la sesión, incluso sesiones de láser low cost. Depende de cuántas zonas te vayas a hacer y su tamaño. El láser diodo está ya al alcance de todos. Es importante que valores su calidad y efectividad, sobre todo en cuanto a aparatos y profesionales. 

 Puedes encontrar buenas ofertas depilación láser tu provincia 👏🏻

 Puede utilizarse en todo tipo de pieles: morenas, normales y blanquitas como yo. Deberán adaptar el láser a tu piel. 

 Puedes simplemente rebajar la cantidad y dureza de tus pelos sin llegar a eliminarlos, si lo prefieres, haciéndote menos sesiones. Hay personas que prefieren esto y sí, es posible. Tú vas viendo cómo lo quieres y decides. 

 Puedes usarlo en cualquier parte de tu cuerpo, espalda, manos, pies, hombros... Eso sí, los chicos no podrán hacerse láser en la barba o en la cabeza.

Mi experiencia es muy buena: no podía seguir con la cera porque es un sufrimiento y además siempre acabas yendo con pelos mientras esperas a que crezcan, no podía seguir con la cuchilla porque me crecían los pelos a la velocidad de la luz. 

Noté cambios desde la primera sesión, 🥳 para mí fue un descanso, los pelos estaban como más tontos, de repente crecían súper despacio 😂 y empezaron a verse calvitas en algunas zonas. Yo me hice a láser varias sesiones en el bigote, brazos, piernas, y zonas íntimas. Hasta en los pies me hice alguna sesión y estoy muy contenta de tener la piel suavesita.

Lo que más me gustó: las piernas. Poder olvidarme de la depilación de las piernas fue para mí un descanso como os digo. Y tenerlas así de bonitas y suaves, sin rojeces ni bultitos ni cortes 😻



¿Os animáis? Contadme también vuestra experiencia personal 😻 y acordaos de que tenéis mi canal de YouTube Ciencia de ti para verme 😻 y que tenéis las ilustraciones personalizadas que hago en el menú en la tienda online 🤩 Seguidme en mi Instagram @irenevilaurra y nos contamos cosas! Nos leemos pronto 😘


Irene Vila 

INSTAGRAM PERSONAL @irenevilaurra

INSTAGRAM DE DIBUJOS @irenevilaurragaleria

YOUTUBE 🎥 Ciencia de ti ❤️


#ad

miércoles, 5 de agosto de 2020

Champú de placenta para hacer crecer rápido el cabello de Válquer Fortpel 500 ml



Champú de placenta Válquer Fortpel 500 ml

¡Muy buenos días chicas y chicos y bienvenidos a Ciencia de ti! 

La placenta vegetal se obtiene de las proteínas de las células madre de algunas plantas y vegetales y es muy rica en vitaminas, es muy nutritiva para el pelo y la raíz. 🌱

Me encanta probar los champús diferentes y este de Válquer Fortpel de placenta me daba mucha curiosidad.  👀 

El champú de placenta está recomendado para alopecias y para cabellos frágiles y quebradizos, ya que nutre el cuero cabelludo y fortalece el cabello.

Estimula el crecimiento del cabello y favorece la actividad del folículo piloso. 🤩



Dice que hay que dejarlo actuar unos minutos aunque si os digo la verdad, con las prisas esto lo he hecho pocas veces 😂

Su textura es transparente, rosada. Hace buena espuma y lava muy bien. Tiene un aroma muy muy suave. 

El bote contiene 500 ml, ¡me ha durado un montón!

No engrasa el pelo (sabéis que yo lo tengo MUY graso y busco champús que no engrasen) deja el pelo suelto y bonito sin resecar.

Ingredientes:



Resultados: me ha ayudado en esta época de verano donde se me solía caer el pelo. Se me ha caído súper poquito y me ha ido nutriendo el pelo para que crezca más fuerte y sano. Me gustan mucho los champús que ayudan a que el pelo salga fuerte y brillante 💪🏻 El pelo crece rápido.

Regula caspa, grasa y seborrea. 👌🏻 

Su relación calidad precio me ha parecido muy buena, sobre todo al ser un bote de medio litro que cunde para varios meses. (Yo llevó el pelo muy largo y me ha durado mucho) 

Os dejo aquí el link donde lo compré yo: (si lo compráis con mi enlace me llevo comisión, así que GRACIAS! Se agradece que valoren el trabajo de una probadora nata ✌🏻)



Cada vez pruebo un champú nuevo, ¡pruébalos conmigo y compartimos opiniones! Antes del champú de placenta, el último champú que probé fue el de cafeína (puedes verlo en posts anteriores y ahí verás el link a donde lo compré)




Suelo hacer también una review/opinión del producto en mi canal de YouTube Ciencia de ti, donde además hablo de muchísimos temas: coloración natural, Psicología, rutinas... te invito a que lo visites 😊

Sígueme en Instagram @irenevilaurra , diviértete con mis stories e inspírate con mis publicaciones y reflexiones 🤍

Os recuerdo que hago ilustraciones personalizadas, son un regalo original y distinto, podéis acceder a ellas en el menú superior-tienda online. Podéis preguntarme cualquier duda. 


¡Espero que os haya encantado y nos leemos pronto! ¿Cuál será el próximo champú que probaremos? ¡Sorpresa! 

Irene Vila 


INSTAGRAM PERSONAL @irenevilaurra 

INSTAGRAM DE DIBUJOS @irenevilaurragaleria 

YOUTUBE Ciencia de ti 🎥

viernes, 31 de julio de 2020

Cómo superé mi depresión: de querer morir a disfrutar mucho de la vida.


¡Muy buenos días chicas y chicos y bienvenidos a Ciencia de ti!

Hoy voy a abriros mi corazón y contaros algo muy personal. Mi experiencia de la depresión a la felicidad. Espero que os sirva esta información tan valiosa que os voy a dar. Y por supuesto abajo del todo de este post os ofreceré mi ayuda, ya que... ¡soy Psicóloga!

Uno de los motivos por los que las personas están tristes o cursan depresión/distimia es porque tienen la creencia total y absoluta de que sus sueños jamás van a verse cumplidos y su situación nunca va a cambiar ni mejorar. 

¿Te pasa? Me pasó. Yo viví años en ese estado. Fue a raíz de tener dos relaciones malas seguidas. Me quedé sin autoestima. También se juntaron cosas familiares.  Vivía en una tristeza casi constante que me dejaba un peso muy grande en el corazón. Comencé a odiarme a mí, a mi vida y a los demás. Todo lo veía negro, a todo le encontraba la decepción. En todas las personas encontraba la maldad, el fallo. En todo encontraba el callejón sin salida. No vivía, sobrevivía. Pensaba firmemente que los momentos de felicidad duraban poco y que el resto del tiempo había que “aguantar” el tener que vivir. Además júntale que tenía desajustes hormonales y literalmente cada ovulación pasaba 5 días en los que me quería morir. No es una forma de hablar, realmente me quería morir y pensaba que la vida no valía la pena para tener que soportar tanto sufrimiento. 

No encontraba consuelo en el amor que me brindaban mis amigos o mi familia. O tal vez sí, pero momentáneo. Tenía también la creencia subconsciente de que ellos en realidad no me querían tanto y eran egoístas. 



El mundo se volvió una tortura: la vida laboral era una tortura, la familiar, la vida social... convivir conmigo misma era una tortura. A veces me dolía la cabeza de tanto pensar en cosas negativas. Veía que NADA tenía solución y que iba a tener que estar toda la vida viviendo en ese amargor constante. 

Veía a otras personas felices y NO creía que eso fuera posible. ¿Vivir feliz? ¡Pero si eso no existe! ¡Estarán fingiendo! (Esto lo pensaba de verdad 😂

Me hundía tanto a mí misma que había días que literalmente no me podía levantar de la cama de la tristeza. No tenía fuerzas para ir a ningún sitio. Me costaba mucho quedar con mis amigas. Yo soy Psicóloga y sé que cuando uno está así debe movilizarse, hacer cosas, encontrar premios y satisfacciones en la vida social, pero ni eso me causaba satisfacción. Me era una tortura estar con la gente y también me era una tortura estar sola.

Vivía en un estado de culpabilidad casi constante: “¿Por qué estoy así? ¿Por qué estoy viviendo esto? ¡Es culpa mía por no ser de otra manera!”. Mi diálogo interno era totalmente autodestructivo.

Me causaba angustia las relaciones sociales y a la vez me causaba angustia el no poder disfrutar de ello. La ansiedad estaba por todos lados, para mí salir a la calle, algo tan simple como eso, era motivo de ansiedad. 

¿Mis sueños? Todos rotos. Tenía la firme convicción de que eso nunca me llegaría a mí. Lo creí. Cometí el error de creerlo. 



En ese proceso intenté salvarme a mí misma pidiendo ayuda. Estuve un año medicada, con una medicación que minaba mi sensibilidad: ni sentía ni padecía, parecía que ahora nada me podía conmover y nada me pondría a llorar. La medicación me estabilizó pero seguía sin ser feliz. Hablé con un cura que lleva miles de casos e intentó ayudarme, algo me ayudó pero la raíz seguía ahí sin solucionar. Fui a la ginecóloga para que me ayudara a regular mis hormonas... me pasaba horas y horas rezando el Rosario entre otras cosas y yendo a la adoración para que Dios me sanara... pues eso, que por más que buscaba ayuda, la solución definitiva no llegaba. Los demás los pobres, frustrados por intentar ayudarme en vano. Hubo otro cura que me dijo algo clave: tienes que confiar. Le dije: no puedo. Y me dijo: tienes que dar el salto. Lo reflexioné mucho. 

Solo Dios sabe la de horas que pasé llorando en mi cama a escondidas, hasta no poder respirar por la nariz, las migrañas que pasé, los ojos hinchados, el vacío inmenso que sentía, la auténtica desolación y un dolor que me desgarraba por dentro que me hacía llorar gritando. 

A pesar de que las pasé putas, con perdón, tengo que decir que vivir todo este sufrimiento me ayudó mucho como persona y como Psicóloga a entender la depresión desde dentro. Sé perfectamente por lo que ellos están pasando, sé lo que es querer morir. Esto me dio una sensibilidad especial para los que sufren. Me prometí nunca más juzgar a las personas porque no sabemos, no podemos conocer por lo que están pasando dentro de sí mismos por más que por fuera todo parezca bien. La depresión es una enfermedad silenciosa que te deja muerto por dentro. Prometí que trataría con amor y cariño a todas las personas que me rodearan. 

El tiempo pasó, algo mejoró la cosa, y dejé de estar deprimida para pasar a una especie de distimia: una depresión menos grave pero que es casi crónica, en el sentido de que todos o casi todos los días experimentas infelicidad, insatisfacción y, por supuesto, tristeza. 

Me acordaba de la antigua Irene feliz, pensaba: ¿cómo he llegado hasta aquí? Yo era la Irene que brillaba, la Irene que irradiaba alegría y sentido del humor allá donde iba, la Irene a la que todo le salía bien, la Irene que soñaba alto... ¿qué fue de ella? Se quería a sí misma y le emocionaba la vida, iba pisando fuerte, siendo luz para los demás... ¿dónde está?

Un día conocí los experimentos que hacía con agua y arroz Masaru Emoto, un investigador japonés. En sus experimentos resultó que el bote de arroz cocido que recibía insultos se quedaba podrido y el que recibía buenas palabras fermentaba de forma sana. El bote de agua que recibió bellas palabras formó cristales bellos en la congelación, y el bote de agua que fue insultado formó agua turbia al microscopio. Nunca podré saber la veracidad de estos experimentos, el caso es que lo probé yo misma en casa y funcionó: el bote de arroz que insulté durante un mes, había formado muchos hongos y putrefacción 😂😂😂



Esto me hizo reflexionar mucho. Pensé “si fuera verdad, las palabras y pensamientos transformarían físicamente la materia, si fuera verdad yo me he estado autodestruyendo con mis palabras y pensamientos negativos”.

Hice un pequeño experimento con mis amigas, algunas también estaban en una situación parecida a la mía de insatisfacción. Decidimos hacer algo que nos cambió la vida. Lo escribo con mayúsculas: RÉGIMEN TOTAL Y ESTRICTO DE PENSAMIENTOS Y PALABRAS NEGATIVAS. 

Jugamos a este juego: ¿qué pasaría si cada vez que decimos algo se convirtiera en realidad? ¿Qué pasaría si cada vez que dices “esto va a salir mal” por decirlo y creerlo saliera mal? ¿Y si fuera al revés y pensando en positivo saliera bien? Jugamos a este juego de tomarnos en serio lo que pensamos y decimos, y estos fueron los resultados:

-Identificamos MUCHÍSIMOS pensamientos y palabras negativas en nuestro vocabulario. Frases de desesperanza, insultos hacia nosotros, nuestra vida y los demás. Ni nos dábamos cuenta de que eso estaba presente hasta que le pusimos atención para no decir nada que se pudiera hacer realidad. Notamos mucha incredulidad hacia las cosas buenas en nuestras palabras.

-Decidimos cambiar las frases negativas en positivas. De: “Nadie va a querer estar conmigo” a “todo el mundo quiere estar conmigo”.

-Nuestro estado de ánimo empezó a cambiar. Esto fue lo más emocionante. ¡Nuestro estado de ánimo empezó a cambiar! Empezamos a decir frases positivas sobre nosotras, nuestro cuerpo, nuestra familia, nuestro trabajo, nuestros amigos, nuestra casa...

-Todo lo positivo que repetíamos comenzó a escucharlo nuestro subconsciente y a creerlo. Empezamos a CREER de verdad que nuestros sueños SÍ se iban a cumplir, que todo podía cambiar y que ya estaba cambiando.

-Nuestro foco de atención cambió, antes nuestros ojos se posaban sobre lo negativo y ahora siempre andamos buscando la parte positiva de todo.

-Empezamos a practicar el agradecimiento. Sí, a todas horas, por todo y por nada. Gracias porque estoy sana, viva, tengo trabajo, amigos, familia, gracias porque mi corazón está latiendo y mis pulmones respiran. A veces me iba a dormir y me acostaba dando gracias por tener un colchón donde dormir y una sábana con qué taparme. ❤️🙏🏻

Cambié mi forma de ver las cosas. Ya nunca digo: voy a pensar que no va a suceder porque así no me hago ilusiones por si luego no sale. Ahora digo: va a suceder, voy a soñar alto. Ya nunca digo: seamos realistas... ahora siempre sueño alto, siempre apuesto al máximo. Ya nunca digo: me conformo con... ahora voy siempre a la mejor opción, realmente me creo merecedora de la mejor opción y es a la que voy. Mis palabras pasaron de ser de persona con indefensión aprendida a ser palabras de capitana de este barco. Yo voy a por todas, yo puedo. Tengo a Dios siempre remando en mi barco, en la dirección que quiero y merezco. Todos lo merecemos. 





Mis amigas y yo quedamos maravilladas del poder que tiene la palabra, la mente, el subconsciente, el amor... empezamos a animar a todo el mundo a practicarlo.  

Me he dado cuenta de que esto es algo real. Lo que dices y piensas muchas veces se hace realidad. Por eso debemos cambiar nuestro diálogo interior y empezar a creer cosas buenas. Porque cuando tú mismo te das esperanza, oh sí, ¡eso sí te sana! 

Visto desde el punto de vista espiritual, la depresión podría ser un engaño gigante del enemigo (del demonio). Te ha engañado,  te ha hecho creer que tú y tu vida no valéis nada y que Dios nunca te va a sacar de ahí. 

Cuando uno tiene fe tiene esperanza. Y no me refiero a fe de creer en Dios o no creer en Dios. Me refiero a tener confianza en la vida, en Dios, el universo, la fuente o como le llames. Me refiero a que cuando uno cree que hay algo superior que le cuida, que le ama, que le ha creado perfecto, que siempre va a estar ahí para él, que cualquier cosa que necesite se la dará, que es todopoderoso y todos tus sueños cumplirá si son buenos para ti, que todo lo puede hacer, que todo lo puede curar, que todo lo que necesites te va a dar... cuando uno cree esto, vive feliz y en paz. 

Me di cuenta de que había escuchado muchas veces a Jesús pero no lo había puesto en práctica. Pasaba horas rezando oraciones sin creerlas. No creía, no confiaba en que iba a salir de ahí. 

La tristeza es contraria a la fe. Cuando uno vive confiando está siempre feliz. Cuando uno piensa que todo está cambiando a mejor, cambia a mejor. Si uno está triste es porque no tiene fe. No son compatibles. 

Visto desde el punto de vista Psicológico, el cerebro crea conexiones y mis circuitos neuronales estaban muy fuertes en creencias limitantes y destructivas. La única forma de salir de ahí era contrarrestarlas con curcuitos alegres, felices, confiados, que creen cosas buenas.



¿Cómo puede cambiar uno esas creencias subconscientes limitantes? El paso 1 es el régimen de lo negativo. El paso dos es reformular tu vocabulario y pensamientos a positivo. 

Yo empleé varias técnicas. Me hice un listado de sueños que quería cumplir y empecé a creerme que se iban a cumplir. Mi listado era extenso 😂: sanar, vivir feliz, vivir en la abundancia económica, ver a mi familia feliz, ser competente en el trabajo, vivir de YouTube, encontrar el amor de mi vida, tener casa nueva, formar una familia de hijos de ojos verdes 😂, tener un 4x4 para hacer excursiones al monte y a la playa, hacer deporte, tener tiempo para mi creatividad, acabar mi libro, movilizar lo creativo, recuperar mi autoestima, amar a los demás tal y como son, perdonar heridas del pasado, tener quedadas agradables con mis amigos, ver el mundo sanado de coronavirus, ver el mundo en paz y sin guerras, gustarme físicamente... y más, pero no quiero aburrir.

Después del listado empecé a hacer afirmaciones como si todo eso estuviera ya cumplido. Ya lo decía Jesucristo: “pedid al Padre dando gracias como si eso ya lo hubieráis recibido.” Y te quedas tan ancho. Escribía en papel con mi puño y letra: gracias Dios porque has cumplido todos mis sueños. Uno por uno, los escribía, cada uno, como si estuviera ya todo cumplido (gracias porque soy la mejor vendedora, gracias porque he sanado, gracias porque he encontrado el amor, gracias porque...) y mientras escribía  me imaginaba las cosas que se iban cumpliendo y sentía en mi corazón lo que sentiría en el momento de verlo con mis ojos. Mi corazón se fue llenando de alegría gracias a estos ejercicios de imaginar y creer. Mi cerebro también empezó a llenarse de serotonina y de cosas buenas 😏

Me hice hasta audios a mí misma, con mi voz, dando gracias de que todo eso ya estaba cumplido, que todo eso iba a pasar. Lo escuchaba por la mañana, al mediodía y por la noche. Me iba a dormir feliz y me levantaba feliz. 

Cosas alucinantes pasaron en mi vida. Son muy personales y no daré tanto detalle. Pero como resumen os diré que todo cambió, que mi autoestima floreció, mis ventas en mi trabajo se dispararon, mis éxitos en YouTube subieron, mis relaciones sociales se volvieron satisfactorias y se multiplicaron, mi familia comenzó a estar muy bien, me llegaron muchos proyectos nuevos de la nada, me convertí en un imán para las cosas buenas y también para el amor. ❤️  Tengo una libreta donde apunto cada una de las cosas que se van cumpliendo de mi lista de deseos. 



Creer que está sucediendo hace que las cosas sucedan. Ya lo dijo Yisus, que nuestra fe mueve montañas. Las mueve de verdad. Cuando confías en que así va a ser, así será. Por supuesto si algo tarda más o no sucede, siempre es confiando en que viene ALGO AÚN MEJOR, porque esa inteligencia superior que nos ha creado sabe qué es mejor para nosotros y nos lo trae de la mejor manera.

Ha cambiado mi forma de ver a Dios. Como os dije en mi Instagram @irenevilaurra, “me di cuenta de que estuve mucho tiempo triste porque vivía con Dios una relación de dictador, y pensaba que de forma pasiva tenía que aceptar todo sin tener yo parte. Me di cuenta que una relación no es así, que ambos tienen parte. Lo que tú quieres le importa a Dios, tus sueños, tus proyectos... tu fe es la que mueve montañas, creer en que Dios lo va a hacer todo es lo que lo hace todo. Tu confianza en Él es la parte que pones para que sucedan las cosas que amas, y el resto, que escapa de tus manos,  lo hace Dios. Él mismo dijo: “se hará según tu fe”. Por eso ahora le cuento mis sueños y le digo: ¡gracias porque tú ya lo estás haciendo todo! Y de verdad que lo que sueño se manifiesta y es bello verlo con tus propios ojos  “

Llámalo Dios, llámalo vida, llámalo universo... pero tienes que CONFIAR ciegamente en Él y en que te va a dar lo mejor y te va a colmar en todo. Si lo crees sucede. 

Si en mi época triste hubiera coloreado en rojo un calendario de mis días tristes y en verde los días felices, estaría todo rojo con algún punto verde. Ahora sería totalmente del revés: ¡vivo feliz! Ahora sería todo verde con algún punto rojo muy puntual. Ha pasado lo que nunca pensé que pasaría. Pensaba que la vida era sobrevivir y ahora DISFRUTO de mi vida. 

No me enrollo más. Esta es mi historia. Tú puedes conseguirlo todo con tu fe: curar una enfermedad, encontrar el trabajo de tus sueños, encontrar el amor, volver con tu ex y que la relación sea nueva, encontrar alguien nuevo, tener muchos amigos que te quieren, amar tu físico, mejorar tu vida familiar... ¡todo!



Y por supuesto, te ofrezco mi ayuda. Este tiempo he estado formándome e investigando mucho sobre las creencias limitantes y el subconsciente. Seré tu coach en este proceso y te ayudaré a ser feliz si tú así lo quieres. Estudié Psicología, me especialicé en tercera edad y ahora estoy muy puesta en temas de reprogramar tus pensamientos. La primera sesión conmigo es gratuita, nos conoceremos. Las siguientes sesiones son a 40€ la hora y lo que haremos será identificar tus creencias limitantes y empezar a cambiarlas una por una. Vas a vivir feliz, como dice una frase de la Biblia tan bonita: florecerán tus desiertos. ✨🌹
Y no importa si eres ateo, agnóstico o nini, te ayudaré igualmente. 

Contacto: 💌

irenecienciadeti@hotmail.com




Por supuesto no olvides que tienes mi canal de YouTube Ciencia de ti para tu entretenimiento (es mi hobbie 😍) y también soy ilustradora, hago ilustraciones personalizadas por si quieres hacer un regalo especial a alguien. Pulsa arriba en la tienda online y verás.  

INSTAGRAM PERSONAL @irenevilaurra
INSTAGRAM DE DIBUJOS @irenevilaurragaleriaT
CANAL DE YOUTUBE Ciencia de ti