lunes, 24 de octubre de 2022

Ser PAS. Mi experiencia.

PAS son las siglas de Persona Altamente Sensible


PAS son las siglas de Persona Altamente Sensible. Estas personas rondan a un 15-20% de la población, ¡somos muchas PAS!

Las PAS perciben el mundo de forma diferente a los demás, más bien, de forma mucho más intensa. 


Las Personas Altamente Sensibles tienen un sistema nervioso que percibe los estímulos exteriores y los siente de una forma más intensa que los demás. 


Las PAS perciben los 5 sentidos de forma intensa: tacto, oído, gusto, vista y olfato. 


Son personas que sienten emoción y curiosidad por las obras de arte y la belleza visual. Son personas que ven donde otros no ven. Que sienten gran placer por la comida que les gusta y repulsión por la que no. Son personas cuyo sentido del tacto está desarrollado y pueden molestarles hasta las prendas de ropa. 


Si hablamos de emociones, las PAS sienten las emociones positivas de forma magnificada. Se emocionará su corazón por algo que ha leído, por una canción, una obra de arte, las palabras de un amigo. 


Pero las PAS también sufren las emociones negativas de forma muy intensa y esa es su gran cruz: las injusticias, las noticias, ver películas violentas, consumir contenido poco moral, las discusiones y los inconvenientes de la vida crean en las PAS unas emociones interiores tan desagradables que resultan casi imposibles de ignorar. 


La sensibilidad de las PAS es también una bendición. Son personas que luchan por un mundo mejor, cuya presencia es grata. Saben ponerse en el lugar de los demás. Saben empatizar y ser maternales/paternales con los demás. Buscan un mundo bueno y bello.


Tal sensibilidad les ha llevado a luchar por lo que creen que es justo, les ha llevado a crear y belleza (¡cuántas PAS han sido grandes músicos, pintores, escritores y productores de arte!) 


Ser PAS es llevar una cruz pero también es tener un superpoder. El superpoder de traer sensibilidad a un mundo insensible. De volver a recordar lo increíblemente bella y valiosa que es la inocencia. De ver más allá de lo material, lo espiritual. 


Como PAS te diré que es súper importante aprender todo esto para conocerte mejor. Identificarte como PAS es el primer paso para ver que no estás mal hecho, solo eres diferente. Es el primer paso para amarte así, con las ventajas y las desventajas. 


En mi vida como Persona Altamente Sensible he tenido momentos de gran sufrimiento e incomprensión. Me sentía diferente a los demás por sentir tanto. Me sentía débil y quería dejar de ser tan sensible. 


Pero al final comprendí que yo tengo un superpoder, el poder de hacer sentir amados a los demás, de poner semillas de inocencia en este mundo, de alegrar a los demás con mi presencia, de ser hogar cuando otros necesitan cariño, de ser alguien con quien poder abrirte. 


Comprendí que mi sensibilidad me llevó a ser creativa, a estar hecha para brillar, producir, pintar, cantar, bailar, crear contenido, escribir, dar, dar y dar. 


Siendo sincera, a día de hoy todavía no puedo aceptar mis altibajos emocionales y me cuesta amarme cuando estoy triste y rayada reflexionando por todo y por nada, es algo que quitaría de mi vida. Ojalá no me afectaran tanto las cosas. 


Pero no quitaría por nada del mundo las emociones que siento cuando escucho una pieza de música, lo que siento en mi corazón cuando estoy riendo con mis seres queridos y tampoco quito por nada del mundo mi talento para el arte, para comunicar y para crear vínculos con los demás donde se puede hablar de emociones y sanar. 


En este vídeo os cuento más detalles concretos sobre lo que siento en mi cuerpo físicamente como PAS, y también os hablo de mis emociones y vivencias, espero que os encante 🤩







Un saludo followers.


Irene Vila 


1 comentario:

  1. Hola!
    Llegué aquí buscando info sobre Henna y al navegar un poco leí tu apartado PAS, cosa que descubrí como hace 6 años y cambió mi vida: lloré una tarde entera al ver que era legítimo ser como soy, pero luego inicié un proceso de aceptación de todo. Simplemente leyéndote reviví un poco aquello, y me siento muy identificada con lo que comentas de que la felicidad es extrema, pero la angustia y el dolor también. Un abrazo de una PAS que a ver si se anima a ponerse el pelo cobre natural :D

    ResponderEliminar

Comentad lo que queráis, ¡os leo!