jueves, 16 de julio de 2020

Orienta tu futuro laboral: mi experiencia personal.

Cuántas veces nos hemos parado a pensar qué camino profesional queríamos seguir. A cuántas personas les ha venido después de elegir, una sensación de: “tenía que haber estudiado otra cosa”. Cuántos de nosotros hemos elegido la carrera que querían nuestros padres, pensando en las salidas, en el dinero, los horarios... ¡cuántas veces hemos sentido que el camino era difícil y que hubiéramos elegido otra cosa! 



Yo siempre había querido ser veterinaria, pero acabé siendo Psicóloga y siendo experta en coloración de peluquería de tanto leer, (que por cierto, nunca descartaré hacer el curso de técnico en peluquería en un buen sitio, como la academia Casanova en Barcelona 🤩

Aunque vosotros ya sabéis que ahora soy teleoperadora en Vodafone y estoy muy entretenida con mi canal de YouTube y mis redes sociales. Quería compartir con vosotros que nunca sabes dónde vas a ser realmente feliz hasta que lo pruebas. ¡Ahora mismo soy tan feliz!

Yo me había visto siempre de Psicóloga, con mi consulta y mi bata blanca, en hospital. Estuve trabajando de Psicóloga con niños un tiempo y no me gustó nada. Mucho estrés, se me hizo muy desagradable el trabajo. Antes había trabajado también de secretaria en una tienda de fotografía, de monitora de comedor en un colegio, de canguro... sin trabajos temporales o puente que tampoco me hicieron sentir realizada. 




Empecé en Vodafone de vendedora “por probar” y ahora soy la persona más feliz del mundo en el trabajo. ¡Sorprendente! Sobre todo por el buen ambiente entre compañeros en la oficina. 

Además tengo muy buen horario (de mañanas 🤩) y luego tengo mucho tiempo libre para dedicar a mis hobbies: el canal de YouTube Ciencia de ti, las ilustraciones, el deporte, el maquillaje, ¡los pelos! 

Creo que, a la hora de elegir un futuro profesional, tenemos que tener en cuenta varias cosas: saber cómo va a ser el trabajo de lo que estudiamos el día de mañana, conocer sueldos, horarios, posibilidades... 

También es importante ver cuán felices somos en ese trabajo, para eso están las prácticas profesionales y el poder probar (ojalá se incidiera más en este aspecto y pudiéramos probar los puestos de trabajo antes de empezar las carreras). Os lo digo porque el trabajo ocupa gran parte de nuestras vidas y es importante vivirlo feliz y dignamente.

Recomiendo mucho escuchar experiencias y preguntar a personas que estén ya en el ajo. Por ejemplo, si queremos ser peluqueros pues hablar con varios peluqueros y que nos cuenten sus condiciones laborales y opinión. Hoy en día con las redes sociales es tan fácil ponerse en contacto con otras personas... 

Y luego, de cara a estudiar, hay que elegir un buen sitio. Miremos a los que llegaron lejos: ¿dónde estudiaron? 



También pienso que esto es relativo, uno cuando quiere saber, y teniendo tanta información a su alcance hoy en día, puede ampliar y ampliar siempre su conocimiento, estar al día de todo, ser el que más sabe. 

Bill Gates decía que para ser experto en algo se necesita dedicarle 10.000 horas. ¡Pues manos a la obra! Y oye, que si te quedaste con la espinita de estudiar algo, ¡hazlo! Que la vida son dos días y tenemos que disfrutar de lo que hacemos y no andar quejándonos como pusilánimes. Cada día lo veo más: todo es posible para el que cree. 

Aún estoy a tiempo de ser peluquera y tú aún estás a tiempo de ser pianista, cantante, paracaidista... lo que quieras y te haga feliz. 

Lo que os quiero transmitir en este post son dos cosas: La primera es que siempre estás a tiempo de estudiar lo que de verdad quieres estudiar. La segunda es que la vida te va llevando y acabas descubriendo algo que no sabías que te hacía feliz. Así que también tenemos que confiar, porque a veces nos empeñamos en cosas que no.

 ¡Espero que os haya gustado este post y nos leemos en el siguiente!





Irene Vila ✨


INSTAGRAM @irenevilaurra
INSTAGRAM DE DIBUJOS @irenevilaurragaleria
CANAL DE YOUTUBE Ciencia de ti 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

No te olvides de comentar lo que quieras, ¡te escucho! ;)